MONTERREY, N. L.- No pudo evitar sudar y no porque Álex Fernández haya portado un traje con saco y corbata de frente a los rayos del sol, sino porque interpretar «El Himno Nacional» lo puso nervioso.
El hijo de «El Potrillo» se plantó frente a miles de aficionados que se dieron cita ayer a la México Series en el Estadio Monterrey.
Cerca de las 14:50 horas, el cantante de ranchero, «al grito de guerra» entonó el himno mexicano.
«(Estuve) un poco nervioso porque a mí me habían dicho que los militares iban a ser primero. Después me dijeron, ya vas a cantar. (Anunciaron) ‘Álex Fernández aquí les presenta el Himno’, pues dije ‘mexicanos al grito…’, después se oyó un tan ta ra ta ta, una trompeta y dije ‘¿Qué onda, me adelanté o qué pasó?’. Me saqué mucho de onda.
«Luego dije ‘sí tengo que cantar’ y seguí cantando y otra vez tara ta ta ta ¡qué pe…! pero todo bien, muy bien, yo dije ‘me quieren acompañar, pero están desafinadísimos'», comentó sonriendo.
Y es que el cantante no se esperó al ceremonial de los honores a la bandera y se adelantó al interpretar ayer el Himno en el último juego de la serie entre Cardenales y Rojos de Cincinnati.
De acuerdo a la ceremonia de honores a la bandera, El Corneta de Órdenes da la señal con este instrumento para iniciar y después se da el toque para cantar el Himno Nacional.
La bandera de México aún no se había desplegado cuando Fernández comenzó a cantar, aunque eso sí, en la interpretación del Himno, el novel artista no cometió errores en la letra. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)