El Heraldo de Aguascalientes

Se “profesionalizan” los ladrones en falsificación

Ladrones de negocios se están esmerando en sus ataques y buscan con afán chequeras y credenciales con las cuales puedan falsificar firmas para el cobro de documentos, advirtió la Canaco local.

Su presidente, Rubén Berumen de la Cerda, comentó que hay casos de comerciantes y prestadores de servicios que tuvieron la desgracia de dejar en sus locales chequeras y credenciales, sufrieron asaltos nocturnos y unos minutos después de las nueve de la mañana del día siguiente ya habían tenido cobranza de cheques en bancos de otras ciudades.

Es una modalidad de robo que en Aguascalientes ya ha perjudicado a gente de negocios que con mucho o poco recurso, ya vieron mermado su patrimonio y además con las implicaciones que conlleva aclarar la situación en el banco, ante la autoridad y todo lo que ello implica.

En entrevista, destacó que los robos a negocios no cesan y, por el contrario, las cifras continúan al alza, por lo que la ciudadanía en general debe estar alerta del embate de “gente malvada y vividora” que nunca se va a acabar.

Pero particularmente los dueños de negocios deben ser conscientes de la necesidad de extremar precauciones porque los negocios son muy atractivos para el hampa, “de un local nunca se irán con las manos vacías”, agregó.

Recordó que de un negocio por lo menos se llevan algo de mercancía, si hay efectivo lo cargan, lo mismo que una computadora o el equipo electrónico que esté a la mano, de tal manera que los locales no dejarán de estar bajo la mira de los ladrones.

“Los casos de robo de chequeras y credenciales que han sido recientes y por fortuna no se han generalizado, son una nueva técnica que están utilizando y lo hacen evidentemente porque les está dejando ganancia fácil”.

En ese sentido, dijo que lo que corresponde es no dejar por ninguna circunstancia ese tipo de documentos, identificaciones, tarjetas de créditos ni elementos con información personal y bancaria, a la mano de quien pudiera introducirse al negocio o la oficina, porque las consecuencias son totalmente negativas.

Finalmente, reiteró que en tanto no adoptemos medidas preventivas en serio, estaremos a expensas de malhechores contra los que la autoridad no puede, porque no alcanzan a cubrirnos a todos.