La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente en coordinación con la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) de la Ciudad de México, llevaron a cabo una capacitación a personal de Aguascalientes sobre el manejo del equipo conocido como Arbotom, a través del cual se realizan radiografías del tronco de los árboles y se determina la resistencia de los mismos.

Ofelia Patricia Castillo Díaz, titular de la Proespa, informó que se solicitó su apoyo técnico y la capacitación para trabajar en el diseño de la Estrategia Estatal de Arborización.

Con el Arbotom se hace un diagnóstico completo para determinar si es posible llevar a cabo el trasplante de árboles; este tipo de análisis es de suma importancia para identificar la viabilidad de mantener los árboles, o en su caso derribar o fortalecer los proyectos de movilidad y obra pública, así como promover la toma de decisiones en materia forestal.

El Arbotom es un tomógrafo para árboles y funciona a través de sensores que se colocan alrededor del tronco, los cuales evalúan la resistencia o el deterioro causado por insectos, hongos u otros factores.

Pero ello no significa que se cuente con la autorización para la tala o el manejo de los árboles, y tampoco exime de otras autorizaciones para hacer efectivo algún proyecto urbano en zonas arboladas.

Los análisis que se elaboren con el equipo sólo serán válidos mientras se conserven las condiciones del entorno y las características fisiológicas de los árboles censados.

A esta capacitación asistió personal de la Proespa, Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua del Estado, así como personal operativo estatal y municipal.