José Luis Maldonado Maya, presidente de la Asociación Ganadera Local de Cunicultores, informó que durante la temporada de Cuaresma, la bonanza alimentaria no es exclusiva para los productos del mar, pues en las primeras dos semanas se ha triplicado la venta de carne de conejo, fenómeno que no se había registrado con anterioridad.
Indicó que anteriormente, el ritmo de comercialización se mantenía constante a lo largo del año, pero este 2018 se ha registrado un incremento en la demanda a causa de la vigilia; reconoció que para el gremio de los cunicultores este es apenas el tercer año en el cual la producción de carne de conejo es copiosa, y por primera ocasión han notado un incremento en la demanda durante la Cuaresma.
Maldonado Maya manifestó que existe otra temporada donde las ventas se multiplican, y es durante la Feria Nacional de San Marcos, gracias al stand que instalan en la Expo Ganadera; por lo cual han extendido su presencia en otras verbenas, como las de Guadalajara, San Luis Potosí y Zacatecas.
Destacó que el sabor de la carne de conejo se asemeja a la de pollo, y puede prepararse de distintas maneras: adobado, asado, en barbacoa, birria, como carnitas, empanizado, en tinga, o bien puede elaborarse un caldo de conejo; añadió que la carne de conejo se vende en canal y el tablajero lo puede trozar por piezas.
Finalmente, el presidente de la Asociación Ganadera Local de Cunicultores indicó que los productores asociados ofrecen este cárnico en el rastro cunícula ubicado en la salida a Calvillo, pero buscan establecer distintos punto de venta, tanto en la capital del estado, como en los municipios del interior.