El subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, informó que el trabajo de los despachos de cobranza es recordar los adeudos y fechas de pago a clientes morosos, sin embargo tienen ciertos límites que no deben rebasar, muchas veces incurren en acciones que además de incomodar a las personas, pueden ser motivo de sanción.

De acuerdo al artículo 284 bis del Código Penal Federal, se sancionará con uno a cuatro años de prisión y multa de 50 mil a 300 mil pesos a quien lleve a cabo la actividad de cobranza extrajudicial ilegal. Si utiliza además documentos o sellos falsos, la pena y la sanción económica aumentarán una mitad.

“Es tiempo de que el usuario de servicios financieros conozca sus derechos para poder ejercerlos y en primer lugar se entiende por cobranza extrajudicial ilegal: el uso de violencia o intimidación, sea personal o por cualquier medio para requerir el pago de una deuda, incluyendo créditos o financiamientos otorgados originalmente por personas dedicadas habitual y profesionalmente a esta actividad”.

Comentó que no deben presentarse a nombre de alguna institución pública; llamar de algún número telefónico que aparezca como privado o con cualquier otra expresión o denominación semejante que imposibilite su identificación, así como utilizar números distintos a los registrados en el Registro de Despacho de Cobranzas (Redeco) de la Condusef; llamar con un tono intimidatorio y mucho menos usar amenazas en su contra o de su familia.

Agregó que los despachos de cobranza no pueden:

  • Amenazar con la cárcel.
  • Enviar escritos que aparenten ser judiciales o firmados por una autoridad cuando en realidad sea de origen apócrifo o falso.
  • Exhibir la deuda en público mediante escritos, volantes, carteles o cualquier otro medio.
  • No pueden recibir o solicitar el pago directamente, ni negociar una reestructuración de la deuda. Esto se deberá hacer directamente con la institución financiera.

“Si esos despachos incurren en usurpación de funciones o de profesión, se aplicarán las reglas del concurso de delitos señalado en el Código Penal Federal”.

Finalmente, señaló que la Condusef está consciente de lo molesto que pueden llegar a ser dichas prácticas, por ello, se pone a disposición la herramienta del Redeco, en la cual se pueden encontrar cuáles despachos de cobranza trabajan las entidades financieras y así tener mayor certidumbre como usuario o deudor. También permite presentar una queja en contra de las entidades financieras y recibir respuesta por el mismo sistema.