Se perdió la pista del número de inmuebles afectados en Aguascalientes por fallas y grietas, así como de la longitud de éstas en el territorio estatal, lamentó el secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial, Armando Roque Cruz.
Indicó que la administración anterior no dio seguimiento al trabajo que se venía haciendo por parte del Gobierno y de organismos especializados para monitorear la evolución del subsuelo en la entidad.
Esto, a sabiendas de que la actividad del terreno aguascalentense es dinámica, especialmente en áreas localizadas de las que ahora no hay rastro respecto de su comportamiento en los años recientes.
En entrevista, recordó que el último dato oficial que se manejó y que derivó de estudios especializados en la entidad, indicaba que había alrededor de 360 kilómetros de fallas y grietas a lo largo y ancho del estado, así como unos 2 mil inmuebles afectados por esa causa.
Las cifras, sin embargo, nunca fueron actualizadas en los últimos años y ahora es responsabilidad de Seguot retomar el tema, estructurar la comisión que dará seguimiento a este fenómeno propio del subsuelo de Aguascalientes y renovar el diagnóstico.
Roque Cruz aseguró que no se está partiendo de cero, pues el INEGI tiene datos al respecto y por su parte la propia Seguot ha solicitado en cada expediente de nuevo fraccionamiento o asentamiento humano un estudio geofísico que permita conocer si hay fallas o no, para proceder en consecuencia.
“De tal manera que sí hay algunos datos reales y recientes de la actividad que el subsuelo estatal ha sufrido en puntos muy específicos, pero la comisión especializada y un trabajo muy arduo de seguimiento tendrán que dar el panorama total de la situación del territorio estatal”.
Recordó el funcionario que de acuerdo al Servicio Sismológico Nacional, Aguascalientes está ubicado en una zona sísmica que, si bien es la de menor grado, sí resiente las fluctuaciones del subsuelo, que podrán ser imperceptibles para las personas pero que sí pueden dejar secuelas en los terrenos de la región.