Leticia Acuña Medina
El Heraldo

La diputada Elsa Amabel Landín Olivares lamentó que la Comisión de Gobernación del Congreso haya dictaminado en negativo la iniciativa que presentó para reducir en 30% el salario de los diputados locales, y que este recurso sea utilizado en programas de apoyo social para madres trabajadoras.
“Con esa medida se ahorrarían seis millones de pesos anuales, que buena falta hacen a los sectores más vulnerables”.
Tal parece, comentó, que la reducción de presupuestos en el sector público es sólo un discurso y nadie, a excepción de la diputada del PES, quiere que el discurso se lleve a la práctica.
Lo paradójico no es que la bancada del PAN se oponga, sino también Morena, en evidente contraste con el discurso del presidente, que es la figura central de ese partido político.
Dijo que también votaron en contra de la posibilidad de que el secretario de Seguridad Pública se elija con el mismo procedimiento que el fiscal, propuesta que también hizo la legisladora.
Asimismo, se busca la eliminación de los plurinominales, de acuerdo a la iniciativa que presentara el diputado Sergio Reynoso; de esta manera se puede incrementar el ahorro.
Actualmente cada uno de los 27 diputados recibe una dieta de 50 mil pesos mensuales, más apoyos para gestión social, renta de oficinas y otros.