El director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, informó que como parte de las acciones de control sanitario que se llevan a cabo en la entidad, previo a las fiestas decembrinas, se redobló la vigilancia sanitaria sobre la calidad de los productos alimenticios provenientes del extranjero.
Se llevan a cabo visitas de verificación sanitaria a los almacenes y comercializadores de pescados y mariscos, tanto mayoristas como minoristas, a fin de recabar muestras de sus productos para corroborar que éstos se encuentren dentro de los parámetros microbiológicos y fisicoquímicos establecidos en la normatividad sanitaria.
Indicó que durante los últimos dos meses se recibió un total de 133 mil 300 kilogramos de filete de pescado en seis importaciones, dos de ellos de filete de tilapia provenientes de China; y otros cuatro de filete de panga (pescado blanco de agua dulce) provenientes de Vietnam; dichos productos fueron monitoreados para su análisis fisicoquímico y microbiológico, con resultados óptimos dentro de las especificaciones sanitarias, por lo que fueron liberados para su comercialización.
El funcionario comentó que las acciones de vigilancia y monitoreo de productos del mar se incrementan por parte de la autoridad durante la temporada decembrina, y que ante cualquier riesgo sanitario se aplican las medidas de seguridad que establece la Ley General de Salud, con el único fin de proteger la salud de la población consumidora en el estado.
El funcionario comentó que no sólo en Cuaresma, aumenta el consumo de mariscos, también en diciembre, de ahí la importancia de garantizar a la población productos de calidad y evitar riesgos de intoxicación y otros problemas a la salud.

¡Participa con tu opinión!