En el último mes, los precios de la canasta básica han subido hasta un 60% y se prevé que no disminuirán si continúa el clima lluvioso, aseveró ayer el presidente de la Administradora del Centro Comercial Agropecuario, Gerardo Palomino Macías, quien advirtió que este mercado se encuentra en un estado de inquietud extrema por el crecimiento de los costos de operación de los negocios.

“Ha iniciado la temporada navideña y las ventas en este mercado de abastos se encuentran a un 75% de su capacidad instalada, aunque esta cifra resulta inferior a la actividad mercantil que en las mismas fechas se registraba hace un año”, apuntó.

En el siguiente mes se espera que la reactivación sea a un 100% en beneficio de las 700 bodegas y de las 700 piedras que operan en el tianguis de este mercado, porque los comerciantes han estado enfrentando muchos retos como el incremento de la luz eléctrica, cuyos recibos se han impactado con un aumento entre el 60 y 70%.

Señaló que el movimiento de la paridad cambiaria peso-dólar, y el aumento de tarifas de la energía eléctrica, del agua potable, drenaje, contadores, finanzas, seguridad social y la gasolina son algunos de los factores que tienen inquietos a muchos comerciantes de este mercado, porque se han ajustado a la alza los costos de operación de los negocios.

“Todo esto tiene inquietos y preocupados a los comerciantes del Agropecuario, quienes no tardan en organizarse formalmente para restablecer la calma en la economía”.

Finalmente, Gerardo Palomino Macías llamó al próximo Gobierno Federal a diseñar mecanismos para que no se generen mayores costos de producción en los negocios a causa de la energía eléctrica y la gasolina, lo cual ocasiona desajustes en la operación; además, urge que pronto se reactiven las ventas en ocasión de la temporada decembrina.