El relevo del Comité Directivo Estatal del PRI en Aguascalientes 2017-2021, que preside desde anoche Enrique Juárez Ramírez y Denisse Ibarra Rangel como secretaria general, se concretó sin inconformidades de la militancia, donde su líder nacional, Enrique Ochoa Reza, les advirtió que su compromiso es abrir los espacios de participación a todas las expresiones políticas priistas de la entidad, porque sólo unidos se podrá ganar en el 2018.

Afirmó que Aguascalientes merece un mejor gobierno, ya que el actual sexenio le entrega malas cuentas a los ciudadanos, donde la inseguridad sube, en lugar de bajar; “eso es incompetencia del actual gobierno y eso se rectificará ganando las próximas elecciones”, sentenció.

En presencia de 232 de los 300 consejeros políticos, que acudieron a la asamblea para la elección de la nueva dirigencia priista estatal, quienes votaron de modo unánime, Ochoa Reza ratificó su compromiso de un programa de puertas abiertas hacia la sociedad, a fin de recuperar la confianza ciudadana. Informó que el 50% de las candidaturas serán para las mujeres y uno de cada tres puestos de elección será para jóvenes.

En el marco de la Sesión Solemne de Instalación del Consejo Político Estatal para el periodo 2017-2020, el nuevo presidente estatal del PRI, Enrique Juárez Ramírez, firmó ante Enrique Ochoa Reza un documento en donde asegura que no buscará una candidatura para el 2018, su compromiso es de tiempo completo con el priismo aguascalentense.

Enérgico, ofreció un PRI incluyente, que implica respetar a la labor de cada militante y la apertura de espacios para el desarrollo político de cada uno de ellos; ello, “acompañado con la transparencia en el uso de los recursos; no hay lucha entre priistas por herencias inexistentes, la única manera para evitarlo es la rendición de cuentas claras”, dijo enfático.

Asimismo, propuso “una unidad responsable, pero también exigente y activa, donde no dejará solos a su militancia y simpatizantes ante un gobierno torpe, inepto, y con ese señor que juró ‘de que te cumplo, te cumplo’, pero ahora le decimos ‘cumples o te vas’”.

Finalmente, la secretaria general, Miriam Denisse Ibarra Rangel, hizo un llamado a los priistas aguascalentenses, porque el gran reto es la alianza interna; “es momento de la suma de voluntades, sin simulaciones y de trabajo a favor de este Instituto Político. Enrique y yo no buscamos ser los dirigentes más populares, sino garantizar que el PRI retome las riendas de Aguascalientes”.

Concluyó afirmando que las decisiones municipales no pueden tomarse más en las oficinas estatales, es una exigencia sentida y así la hará cumplir. “Hoy son tiempos de unidad, todos los priistas son importantes y la suma de voluntades es el factor más trascendente; en política, la premisa jamás es restar y dividir, sino sumar y multiplicar, trabajo en conjunto y devolverle su esencia revolucionaria. El reto es ofrecer candidatos competitivos, alejados de los temas de corrupción que tanto han dañado al PRI”.

¡Participa con tu opinión!