Pablo Armando Tiburcio Tapia
Agencia Reforma

CDMX.- Los Diablos Rojos les faltaron al respeto a sus hermanos, Guerreros de Oaxaca, y tomaron la ventaja (1-0) en la Serie de Campeonato del Sur de la Liga Mexicana de Beisbol.
Juan Carlos Gamboa remolcó cuatro carreras con grand slam, en la tercera entrada, para que los Pingos se repusieran a un arranque titubeante y tomaran camino al triunfo 8-6 sobre los oaxaqueños, ante centenares de personas que ocuparon tres cuartas partes del Estadio Fray Nano.
El relevista rojo, Arturo López, trabajó dos tercios de entrada en los que no toleró daños para adjudicarse el triunfo. Axel Ríos, de la tropa, cargó con el revés.
Lograrlo no fue sencillo, pues tras el “playball” el abridor infernal, Frankie De la Cruz, se fue al averno.
En 1.1 innings, el dominicano fue castigado con cinco hits y cuatro rayitas, por cortesía de los bélicos Henry Urrutia y Yordanys Linares.
Ante el dominio de la novena de la Verde Antequera, Juan Carlos Gamboa se voló la barda del jardín derecho, con la casa llena, para que el México volviera en busca de la gloria.
Pese al asedio bélico, los Pingos fraguaron el triunfo en el quinto tramo gracias al poder ofensivo de David Vidal y Emmanuel Ávila.
Fue una batalla con causa, pues Alfredo Harp, propietario de ambas novenas, decidió que las ganancias en la taquilla serán duplicadas para ser entregadas a los afectados por las lluvias en Sinaloa.
Para esta serie, el Estadio Fray Nano se convirtió en un centro de acopio en el que se recibieron víveres, que después de ser marcados con la leyenda “Fuerza Sinaloa” serán enviados a los damnificados.
Este sábado, el México buscará aprovechar la localía para aumentar la ventaja de la mano de Patrick Johnson (0-1).