Dos menores de edad que manejaban bajo los efectos del alcohol y a exceso de velocidad, fueron detenidos por la Policía Municipal acusados de alterar el orden público, hacer caso omiso a las indicaciones de los oficiales y de agredir a la autoridad. También una mujer de 29 años, fue aprehendida por interferir en las funciones policiales.
Los hechos, se registraron cuando elementos del Destacamento Terán Sur al realizar sus trabajos de patrullaje circulaban sobre las calles Betulia y San Francisco de los Viveros en el fraccionamiento Ojocaliente III, cuando observaron un auto que se trasladaba a una velocidad no moderada y sin las luces encendidas. Además, el conductor zigzagueaba la unidad poniendo en riesgo su integridad así como la de terceras personas.
Por tal motivo, los oficiales le marcaron el alto al conductor, quien lejos de acatar la orden imprimió mayor velocidad, iniciando así una corta persecución.
Al momento de realizar la inspección preventiva, los oficiales se percataron que el conductor era un menor de edad y que traía aliento alcohólico. Tanto el conductor como el copiloto, agredieron verbalmente a los oficiales, quienes procedieron a la detención de los adolescentes.
Sin embargo, Miriam de 29 años de edad quien también viajaba en el auto, al observar el actuar de los policías pretendió evitar sus labores golpeando y agrediendo verbalmente a los oficiales, por lo cual también fue aprehendida.
Finalmente, las tres personas fueron detenidas y trasladadas a la Dirección de Justicia en el Complejo de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes donde el Juez Calificador determinaría su situación jurídica.