El presidente nacional de la Comisión Fiscal de la Federación de Colegios de Contadores Públicos, Camilo Velarde Silva reveló ayer en esta ciudad que existe un serio incumplimiento por parte de micro y pequeños empresarios, incluso los medianos, en cuanto a que no llevan un proceso jurídico fiscal en el retiro de sus utilidades como socios.

Al abordar el tema “Análisis legal fiscal de los dividendos y reembolsos de capital”, en el marco de la Semana del Contador Público, el especialista dijo a El Heraldo que empresarios pequeños no tienen la educación legal y fiscal de trabajar junto con contadores y practican todavía la evasión.

Dijo que, para el ejercicio 2020, los socios y todos los que tengan un puesto como directores generales, gerentes o administradores únicos tendrán la responsabilidad solidaria, esto significa que coparticiparán en caso de que la empresa no pague debidamente sus impuestos o que no retengan lo correspondiente a sus trabajadores, profesionistas o arrendadores.

Precisó que si la empresa no tiene para pagar los impuestos que deben, el socio o los administradores tendrán que absorberlo, lo cual es grave. Esto significa también que se deberán poner en orden quienes no han contribuido al 100 por ciento con sus obligaciones. Para ellos, las sanciones serán onerosas porque se cobrarán las contribuciones omitidas, las actualizaciones, los recargos y las multas. Velarde Silva advirtió que se encuentra aprobada una penal fiscal para que sea aprendido el contribuyente que exceda los 7.8 mdp como monto omitido, por ejemplo.

Finalmente señaló que algunos empresarios hacen gastos personales a través de su empresa, pero no retira para ellos utilidades, sueldos u honorarios. Existe un artículo en la ley que establece que pueden tener una discrepancia fiscal si el monto que eroga como gastos, inversiones, tarjetas o cuentas bancarias es mayor a los ingresos declarados. Gastar más de lo que se declara es un problema recurrente para ellos y esto puede traer consigo dolores de cabeza.