El Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe enmarcó la ceremonia matrimonial en la cual Fernando Luévano Dávila y María del Pilar Jiménez Muñoz se convirtieron en esposos ante los ojos de Dios, conformando así una nueva familia.
Durante la celebración de sus esponsales, la pareja recibió por parte de sus padres, Fernando Luévano y Luz María Dávila Flemate, por parte de él, así como Jaime Jiménez y Pilar Muñoz, por parte de ella, su infinita bendición.
Luego de recibir el séptimo sacramento, los ahora esposos protagonizaron también una agradable convivencia, en la que se reunieron familiares cercanos, así como sus amistades más allegadas, con la finalidad de felicitarlos en este gran día y desearles lo mejor en su vida matrimonial.