Mario Manuel Santamaría Orozco, presidente estatal de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), indicó que ante el proceso de industrialización que ha presentando los últimos años en Aguascalientes, hay una mayor demanda de vivienda, han aumentado las transacciones de compra-venta, pero este fenómeno también ha originado que algunos propietarios o las propias inmobiliarias incrementen el valor de las casas hasta en un 30%.

Indicó que durante la última década, el valor de las viviendas se había incrementado en promedio un 3% de manera anual, un ritmo similar al de la inflación de la canasta básica, pero a últimas fechas, se ha observado que en el mercado inmueble algunas casas han aumentado su valor hasta en 30 puntos porcentuales.

Santamaría Orozco apuntó que ante esta situación, los miembros del gremio, en conjunto con notarios y valuadores, tienen que trabajar con apego a la ética, para encontrar un valor justo para las propiedades.

Indicó que en esta tarea, ayuda las reglas que ha impuesto el Servicio de Administración Tributaria (SAT) con relación a las transacciones en efectivo; “estamos mucho más controlados, es más complicado que alguien haga una operación con valores que no sean los valores reales, están los peritos valuadores, el mismo notario y nosotros llevamos procesos muy transparentes en donde el comprador y el vendedor saben cuál es el monto de la operación y esas son las transacciones que se hacen porque todo hay que reportarlo ante el SAT”.

Por último, el presidente estatal de la AMPI añadió para evitar abusos o especulaciones en el mercado inmobiliario, en la actualidad los valores comerciales de los inmuebles son los mismos que quedan asentados ante el notario en las escrituras.