José de Jesús López de Lara

Un trailero intentó ganarle el paso a un tren carguero en el municipio de Rincón de Romos y terminó completamente destrozado.
Este accidente automovilístico se registró el jueves a las 17:20 horas, en la carretera federal No. 22, tramo Rincón de Romos-Asientos, a la altura del cruce con las vías del FF.CC.
Quien provocó el accidente fue un trailero identificado como Pedro, de 24 años, con domicilio en la ciudad de Fresnillo, Zacatecas, quien al momento de los hechos conducía un tráiler marca Kenworth Kenmex, color blanco, con placas de circulación del SPF, que llevaba un remolque tipo caja seca cargado con 35 toneladas de óxido de zinc.
El chofer del tráiler narró que circulaba en condiciones normales por la carretera federal No. 22, cuando antes de llegar al cruce con las vías del FF.CC., se percató que a la distancia se aproximaba un tren carguero.
Señaló que debido a ello decidió detenerse, pero los frenos no le respondieron, por lo que entonces optó por pisar el acelerador para intentar cruzar las vías, aunque no lo logró y el tráiler fue brutalmente impactado por la máquina 4505 de Ferromex, a la altura del remolque.
Debido al brutal impacto, la caja fue arrancada, mientras que el tracto-camión salió proyectado hacia un automóvil Honda Civic, color gris, con placas de circulación de la Ciudad de México, el cual estaba detenido momentáneamente, ya que el conductor esperaba que pasara el tren para poder continuar con su trayecto.
Tanto el conductor del coche Honda Civic, identificado como Jonathan, de 27 años, así como un niño de 4 años que le acompañaba, resultaron lesionados, aunque no requirieron ser trasladados a algún hospital.
Al lugar del accidente acudieron policías estatales, policías preventivos de Rincón de Romos, Bomberos Estatales, Bomberos Municipales de Rincón de Romos, elementos de la Policía Federal y personal de Protección Civil, además de dos ambulancias del ISSEA.
Cabe destacar que la máquina 4505 y los vagones que arrastraba, quedaron detenidos en pleno cruce de las vías del FF.CC. y la carretera.
Mientras que del lado poniente de las vías quedó la caja seca del tráiler, cuya carga de 35 toneladas de óxido de zinc terminó regada en el lugar. Del lado oriente, quedó el tracto-camión y el coche Honda Civic, que resultó dañado en su parte frontal y en el parabrisas.

¡Participa con tu opinión!