Con la existencia de más de ciento cincuenta fraccionamientos en régimen de condominio, Enrique Barba López, director de Limpia y Aseo Público, anunció una intervención a fondo para que las miles de familias que ahí habitan sepan que deben contratar servicios privados de recolección de basura y cuyos desechos deben depositarse en el relleno sanitario y no en los contenedores ubicados en otras colonias.

Al admitir la saturación de varios contenedores, principalmente en las zonas sur, oriente y norte, el funcionario municipal aseveró que los prestadores de servicio de basura en el sistema de condóminos no cumplen con la normatividad, y dado el crecimiento del número de cotos en la ciudad se endurecerá la supervisión y las infracciones.

Es importante que los desarrolladores inmobiliarios informen a sus clientes que las casas que van a comprar en régimen de cotos deberán contratar a una empresa registrada ante el Municipio para la recolección de basura, muchos solicitan el servicio a gente que se mueve en camionetas particulares y al final se desconoce el destino final de esos desechos urbanos.

En entrevista con El Heraldo, Barba López sostuvo que todas las personas que viven en régimen de condóminos deben tener un servicio de limpia y de recolección de basura particular, cuya empresa debe depositar los desechos en el relleno sanitario y ahí deben recibir un documento conocido como manifiesto de depósito y que debe ser presentado a los habitantes de cada coto.

Al mismo tiempo reconoció que no se cuenta con los inspectores suficientes para supervisar a todos los condóminos, porque este régimen va a la alza, de cada 10 nuevos fraccionamientos, 4 de ellos se desarrollan en este esquema.

Adicionalmente llamó a la población citadina a respetar los horarios de depósito de basura en los contenedores que va de las 7 de la noche a las 7 de la mañana, donde la Secretaría de Servicios Públicos tiene el compromiso de levantarlos a diario, en ese lapso de tiempo, y mantenerlos limpios durante el día.

Finalmente expresó que la Dirección de Limpia y Aseo Publico requiere de la colaboración ciudadana para conseguir un servicio eficiente de recolección de basura y ofrecer una ciudad limpia a sus habitantes, y en este momento están normalizadas 48 rutas y para final del año se tiene programado sumen 50 rutas, para asegurar la prestación del servicio.