Staff
Agencia Reforma

Miles de ciudadanos se manifestaron nuevamente en varias estados del país, en contra del aumento a los precios de las gasolinas y comenzaron a perfilar acciones de resistencia social.
La concentración más numerosa se registró en Mexicali, donde aproximadamente 40 mil personas –de acuerdo con cifras de los organizadores– se reunieron en la plaza de los tres poderes del estado.
Ahí protestaron contra el gasolinazo y por incrementos a los cobros del servicio de agua y predial. Un grupo de manifestantes tomó los accesos a las oficinas del Gobierno estatal, en un bloqueo que se suma a los del Ayuntamiento, el Congreso local y las oficinas de Recaudación de Rentas.
En Guadalajara, miles de personas se reunieron en la Plaza de la Liberación, donde demandaron recabar firmas en contra del gasolinazo y acordaron tomar las instalaciones del SAT de Zapopan.
En la Ciudad de México, los manifestantes marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo, donde convocaron a boicotear al Gobierno federal mediante la apertura de casetas y la toma de gasolineras; así como a empresas transnacionales, a través de la compra de productos exclusivamente mexicanos.
Al mediodía, la dirigencia nacional del PRD llamó a promover amparos en contra del gasolinazo en una concentración en el Monumento a la Revolución. También hubo movilizaciones de esta partido en diversas plazas del País.
En Monterrey, diversas organizaciones sociales marcharon desde la Plaza de la Purísima y se concentraron en la Macroplaza. En su camino, hicieron una pausa frente a una oficina del SAT, donde lanzaron insultos a las autoridades.