María Azucena Vásquez Mendoza
Agencia Reforma

En Ciudad del Carmen, Tampico y Veracruz hay entre 160 y 170 barcos de empresas privadas sin operar, en buena medida, porque la asignación de contratos en rondas petroleras ha sido lento, igual que el desarrollo de Pemex.
Así lo sostuvo Luis Manuel Ocejo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram), tras participar en el séptimo Foro Internacional México, Plataforma Logística de América, transporte y competitividad en México.
“La condición de los barcos cada vez se va deteriorando y llega un momento en que quién sabe si los bienes de esas empresas vayan a ser útiles cuando ya empiecen a ser requeridos”, dijo.
Esta situación, que es parte de la crisis que ha enfrentado el sector marítimo, ha contribuido a la pérdida de entre 30 y 35 mil empleos en los últimos tres años, enfatizó.
Al problema de barcos sin emplear se suma una competencia desleal por parte de empresas extranjeras que entran con barcos al País y los abanderan como si fueran mexicanos cuando no lo son, lo cual ha afectado las tarifas de los servicios ofrecidos, ya que ellos traen subsidios, aseguró.
Resaltó que las cuotas han caído en los últimos años alrededor de 40 por ciento y a eso se suma entre un 10 y 15 por ciento más con la entrada de esos barcos extranjeros.
“De por sí tenemos barcos parados, vienen con competencia, nos traen más barcos”, declaró.
Ocejo comentó que han detectado que aproximadamente 10 barcos con esas condiciones operan en Campeche y son, principalmente, de soporte a plataformas, aunque ninguno es para servicios petroleros.
Añadió que esperan que en el segundo semestre de este año mejore la situación, ya que es cuando estiman que la Comisión Nacional de Hidrocarburos asigne contratos a empresas del sector energético.