Con 120 encuentros jugados en las Grandes Ligas, el calendario se encuentra en la recta final de la temporada con solamente 42 juegos más por jugar. Dentro de la Liga Americana los líderes de división se encuentran en gran momento consiguiendo una buena racha de victorias que les permite seguir en la cima de sus respectivas divisiones. Tanto Astros como Yankees gozan de una gran ventaja mientras que en la central sigue la pelea encarnada por el primer puesto.
Sin duda alguna, los Yankees cuentan con una gran ofensiva que en la mayoría de los encuentros consigue varias carreras. Esto les ha permitido a los neoyorquinos conseguir ocho triunfos de los últimos diez partidos, sumando una buena racha que los ha llevado a lograr 79 victorias teniendo nueve partidos de ventaja sobre los Rays que tienen el subliderato. Con marca de 62-59 Boston se ha ido quedando atrás inclusive en la pelea por un comodín, si los Red Sox no aprietan pronto verán la Postemporada desde casa; Toronto y Baltimore siguen en el fondo con marca perdedora.
En la División Central los que han apretado el paso son los Indians de Cleveland que han obtenido ocho victorias en sus últimos diez compromisos aprovechando una serie de altibajos de Minnesota que no ha logrado sumar una cantidad importante de triunfos. Por ahora, los Indians son líderes con medio juego más que los Twins, ambos superan las 70 victorias, por lo que el que se quede con el segundo lugar irá a la ronda de comodines. White Sox, Royals y Tigers se encuentran en la parte baja de la división con marca perdedora pensando ya en el próximo año.
Finalizando con la División Oeste, los Astros de Houston no aflojan el paso, ya tienen 77 victorias en la temporada manteniendo el liderato con 10 juegos de ventaja sobre los Athletics que con 67 triunfos tienen que conseguir una buena racha para meterse en la pelea por algún comodín. Los Astros tienen la esperanza de pelear con Yankees el número uno de toda la Liga Americana. Rangers y Angels pelean por tener marca ganadora lejos de la pelea mientras que Mariners están en el fondo.