A partir del cambio de sistema oral a integral, se ha detectado un aumento notable en los delitos del fuero común cometidos por adolescentes en la entidad, principalmente los relacionados contra la salud, robo y violación, manifestó el magistrado Fernando González de Luna, especializado en asuntos en los que están involucrados menores de edad.

Refirió que el aumento que se tiene registrado en cuanto al tema de delitos en los que están relacionados principalmente adolescentes es de entre un 30 y 40%, lo cual se debe a la implementación del sistema oral integral.

“El compromiso que se tiene además de protegerlos de alguna manera, también es canalizar a los muchachos para que reciban atención y capacitación y que al salir del Centro Estatal para el Desarrollo de Adolescentes (CEDA), conocido como Tutelar para Menores, tengan la oportunidad de reincorporarse a la sociedad productiva”.

Comentó que de acuerdo a los datos obtenidos, durante el 2019 se registraron 3 casos por homicidio y en este año va uno por feminicidio en los que han participado adolescentes, lo que alarma a la sociedad y requiere no sólo la preocupación de las autoridades, sino que se debe actuar para erradicar este problema social.

El magistrado González de Luna subrayó que el nuevo sistema oral enfrenta una serie de problemáticas que ameritan ser resarcidas, pues desde su punto de vista hacen falta mejores alternativas para los adolescentes y que una vez que salgan del CEDA puedan retomar una vida normal y no vuelvan a incurrir en el delito.

El tema de los problemas en los que se ven envueltos los adolescentes al cometer un delito amerita un análisis profundo, sobre todo porque una parte de la ciudadanía demanda que a determinada edad ya saben lo que está bien o mal, por lo que inclusive ha surgido la idea de que sean procesados como adultos y según el tipo de delitos, no sólo que se considere la edad.