Esta tarde, se jugará una edición más del Clásico español entre el Barcelona y Real Madrid, siendo ésta la número 238 en encuentros oficiales, y el día de hoy, gran parte del mundo estará pendiente de lo que ocurra en el Camp Nou, ya que a pesar de que la liga está sentenciada y cada uno se enfoca en otros objetivos, este duelo no deja de ser una rivalidad llamativa que paraliza al mundo.
En punto de las 13:45 horas, tiempo de México, los culés y merengues tratarán de demostrar su supremacía en un encuentro que siempre llama la atención y más cuando ambos equipos llegan en excelente momento anímico y futbolístico.
El partido de esta tarde será el quinto de la temporada, contando el amistoso que se jugó en pretemporada en donde el Barcelona ganó 3-2 en la ciudad de Miami, Florida, para después volver a verse las caras en la Supercopa de España en donde los blancos vencieron y humillaron al cuadro blaugrana con un 1-3 en el Camp Nou, y un 2-0 en el Santiago Bernabéu. Meses más tarde, en el primer juego liguero del torneo, los catalanes se vengarían de la Supercopa y le propiciaron un 0-3 en Madrid.
Ahora, el partido de esta tarde definirá al mejor equipo en enfrentamientos directos al menos de esta temporada, y en lo que pareciera una ventaja para el Barça por jugar en casa, al cuadro de Zidane le ha ido bastante bien al momento de jugar en el Camp Nou, ya que la última vez que Barcelona ganó un Clásico en casa, fue en el 2015, y desde entonces han tenido dos derrotas y un empate.
El Barcelona, ya como Campeón de Liga, ansía terminar la temporada como invicto, único en la historia desde que se juega a 38 jornadas, y obviamente ganar el Clásico ante su gente representaría un golpe anímico fuerte que los impulse a obtener dicha marca histórica.
Mientras que el Real Madrid, finalista de Champions League por tercera vez consecutiva, sin duda el partido al que se enfocan es el de Kiev ante el Liverpool, pero volver a imponerse en el Camp Nou, representaría de igual manera un golpe anímico fuerte al haber terminado con el invicto de sus rivales.