Nallely Hernández
Agencia Reforma

CDMX.- De 2013 a 2018 el gasto en cobranza del Infonavit pasó de 2 mil 619 millones de pesos a 10 mil 999 millones al cierre del año pasado.
Dicha cifra, representa un crecimiento de 319 por ciento en el gasto que el Instituto realizó el sexenio pasado para la recuperación de vivienda.
Con ello, administraciones pasadas del Instituto privilegiaron la recuperación de viviendas antes que llegar a un acuerdo con los trabajadores que por diferentes motivos no pudieron seguir al corriente con el pago de sus hipotecas, beneficiando principalmente a las empresas de cobranza, expresó Carlos Martínez, director general del Infonavit.
«Tienes ahí un incremento enorme del gasto y estoy seguro de que no se sabía ada, porque no se transparentaba nada», comentó el directivo.
Cabe señalar que en el Sexenio de Felipe Calderón, el Infonavit asignó 8 mil millones de pesos en materia de recuperación judicial y de 36 mil millones durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.
Además, señaló el titular del Fondo, con ello se privilegió a un acotado número de despachos, cuyos servicios fueron contratado sin licitaciones abiertas y de manera arbitraria, por lo que se solicitó una auditoría para revisar cómo fueron contratados y los resultados otorgados, pues incluso hubo casos que fueron señalados en una revisión de 2016 y aún así fueron recontratados.
En conferencia de prensa, consideró que el modelo expansivo de desarrollo de vivienda y otorgamiento de crédito propiciaron que los trabajadores dejaran de pagar sus viviendas por falta de servicio, lo que dio pasó al surgimiento de juicios masivos.