De los quinientos diez expedientes nuevos atendidos en el Centro de Integración Juvenil en Aguascalientes durante el 2018, el 40% se relacionan con el consumo de sustancias psicoactivas como el “cristal”, que afecta principalmente a menores entre 15 y 16 años de edad, cuya incidencia se duplicó de un año a otro, informó la directora Rubicelia Jiménez Salazar. La directora del CIJ detalló que otro porcentaje similar al 40% obedece al consumo de la marihuana.

Informó que el 60% de las personas atendidas por alguna adicción sea por el consumo de bebidas embriagantes, tabaco o drogas, concluyen favorablemente su tratamiento, un 20% de los casos desiste porque se siente mejor, un 10% avanza pero no termina su diagnóstico y otro 10% abandona el tratamiento de 15 sesiones.

Luego, precisó que el 12% de los expedientes 2018 se relacionaron con el consumo de tabaco, otro 10% tiene que ver con el alcohol, pero el porcentaje mayor se involucra con sustancias ilegales como el “cristal” y la marihuana.

“Del ejercicio 2017 al 2018, el consumo de “cristal” se duplicó porque antes era sólo el 20% de los expedientes y ahora acumuló el 40%, cuya droga lesiona intensamente a los menores de edad: despierta conductas violentas, provoca lesiones cerebrales e inhibe el apetito”.

Asimismo, la directora del Centro de Integración Juvenil en Aguascalientes señaló que el 20% de los pacientes atendidos recae en la adicción que enfrenta.

Jiménez Salazar indicó que entre las causas principales de las adicciones se relacionan con la desintegración familiar, porque los menores de edad se sienten solos, que no los comprenden, que no los atienden; “hace falta la comunicación entre papás e hijos para lograr esa comprensión de sentimientos y no limitarse al ámbito económico”.

Finalmente, respecto al consumo de tabaco, señaló que las personas que acuden a la clínica para dejar de fumar se ubican entre los 40 y 50 años de edad; mientras que en el consumo de alcohol la edad promedio se encuentra entre los 30 y 35 años de edad; en tanto que la edad promedio de las personas que quieren parar en el consumo de la marihuana se ubican desde los 15 a los 40 años, es decir, no hay una edad específica, es más generalizado.