El secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Sánchez Mendoza, anunció el inicio de una campaña de prevención del delito de extorsión en Aguascalientes, ilícito que según datos de la autoridad federal, ha sumado entre enero y mayo del año en curso un total de 62 denuncias acumuladas.
En entrevista colectiva, el funcionario aseguró que el trabajo en esta área que sigue afectando a los aguascalentenses será reforzado y la parte fundamental será la prevención entre la ciudadanía.
Consideró que el estado de Aguascalientes no estaba acostumbrado a recibir llamadas de extorsión años atrás, de tal manera que se emprenderán acciones para que la gente sepa cómo manejar este tema.
En ese sentido, consideró que si bien es cierto que los teléfonos detectados como origen de llamadas de extorsión corresponden a otros estados, principalmente Guerrero, Tamaulipas, Guanajuato, lo cierto es que hay factores que no están en la mano de la autoridad local resolver.
Una muy importante es que hay venta de chips para teléfono que aun vendidos localmente pueden manejarse con una lada de otra entidad, lo cual puede generar confusión al momento de rastrear la procedencia.
Al respecto, dijo que lo más recomendable es que la ciudadanía sepa manejarse en algo tan básico como lo es que si no conoce el teléfono del que le llaman, simple y sencillamente no conteste.
Sin embargo, si lo hace y resulta ser un interlocutor amenazante, de identidad confusa que dice ser un supuesto familiar y donde el fondo del asunto es la obtención de dinero, que cuelgue e inmediatamente reporte el hecho y el número de procedencia a la policía.
Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con corte al 31 de mayo, Aguascalientes ha denunciado un total de 62 casos de extorsión en los primeros cinco meses del año; en enero hubo 16; en febrero 9; en marzo 7, en abril 18 y en mayo 12.