Es una práctica común la automedicación en esta temporada donde se eleva el número de cuadros gripales, cuando lo idóneo es acudir al médico. Como cada temporada invernal, las enfermedades en vías respiratorias se han incrementado un 25% respecto a los meses de septiembre y octubre, así como un 300% respecto a los meses más cálidos, de acuerdo al registro de los casos que se presentan en los consultorios y salas de urgencias del IMSS en Aguascalientes.

“Se trata de personas con cuadros gripales comunes hasta dificultad respiratoria, malestar general y/o fiebre, entre otros síntomas. En todos los casos se identifica que el paciente se automedicó y dejó pasar varios días antes de acudir al médico”, aseguró el coordinador de Atención Médica de primer nivel en esta delegación, doctor Néstor Martínez Orozco, quien dijo que el tiempo perdido para iniciar un tratamiento adecuado, puede hacer la diferencia entre la recuperación o complicación de la enfermedad.

“Existen muchos tipos de virus y bacterias que pueden ser causa de enfermedades respiratorias, por ello es indispensable que un médico determine el origen del padecimiento y elija el tratamiento más adecuado para evitar complicaciones. Puede tratarse de un virus que se autolimite (muera solo) en unos cuantos días, pero también puede ser neumococo o alguno de los más agresivos de la influenza”.

Advirtió que algunos tipos de virus de la influenza pueden acabar con el organismo del paciente si no se atienden en menos de 48 horas, de ahí la importancia de acudir al médico y recibir el tratamiento dentro del plazo biológico conocido. Los síntomas comunes producidos por estos virus son: fiebre por arriba de los 38 grados, malestar general agudo y cuadro gripal común.

Si bien el IMSS cuenta con pruebas rápidas para identificar qué tipo de virus de la influenza presenta, el tratamiento ozeltamibir se aplica de manera inmediata al 100% de las personas con los síntomas descritos.

No obstante lo anterior, Néstor Martínez aseguró que el incremento en la demanda de atención por enfermedades en vías respiratorias corresponde principalmente a los diagnósticos de cuadros gripales simples, faringitis, faringoamigdalitis y neumonía.

Quienes requieran atención deben acudir con un médico familiar haciendo una cita previa o a través de la Unifila. Si se presenta dificultad para respirar y fiebre, también pueden acudir a las salas de urgencias. En ambos casos, el médico determinará el manejo a seguir; que puede ir desde analgésicos (para dolor e inflamación) y antipiréricos (para la fiebre), hasta antibióticos u hospitalización, dependiendo el estado general de cada persona.

Para prevenir cualquier enfermedad, el funcionario reiteró la invitación a revisar la Cartilla de Salud y completar los esquemas de vacunación correspondientes a cada edad y género; reforzar el lavado de manos; comer frutas y verduras diariamente; y en esta temporada, evitar cambios bruscos de temperatura.