Supuestos agentes de la división de Gendarmería de la Policía Federal, perpetraron un robo con violencia en una residencia ubicada en el fraccionamiento Del Valle 2ª Sección.
Los violentos hechos se registraron el pasado martes por la tarde.
De acuerdo a las investigaciones que realizan agentes del Grupo Antiasaltos de la FGE, el robo domiciliario fue perpetrado por tres hombres que se hicieron pasar por policías federales.
Inicialmente, arribaron al domicilio que habían tomado como objetivo y en el cual se encontraba sola una mujer.
Tras tocar varias veces a la puerta principal e identificarse como supuestos agentes de la división de Gendarmería de la Policía Federal, los sujetos le pidieron a la mujer que les abriera, ya que se había brincado a la casa un peligroso sujeto al que perseguían debido a que había cometido un asalto.
Al escuchar lo anterior, la asustada mujer les abrió la puerta, sin cerciorarse de que efectivamente fueran elementos activos de alguna corporación policiaca.
En ese momento los tres hombres tomaron por el asalto el domicilio y tras amagar a la mujer con una pistola, la llevaron a una de las habitaciones donde la dejaron encerrada y amarrada de pies y manos.
Fue hasta casi 40 minutos después que la víctima logró liberarse y reportó lo ocurrido al 911.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” y agentes de la Unidad de Investigación de Robos a Casa-Habitación y Comercios de la Fiscalía General del Estado.
Se estableció que los asaltantes se llevaron dinero en efectivo, varios dólares y unas onzas de oro y joyería diversa.
Los policías ministeriales trataron de investigar si efectivamente los sospechosos pertenecían a alguna una corporación policiaca.
Sin embargo, extraoficialmente, se informó que los sujetos que perpetraron el asalto no pertenecen a la división de Gendarmería de la Policía Federal, ya que al momento de los hechos todo el grupo de efectivos que hay en Aguascalientes en apoyo de labores de vigilancia, se encontraban concentrados en las propias instalaciones de la PF.

¡Participa con tu opinión!