PARÍS, Francia.- Pamela Anderson anunció ayer su ruptura con el futbolista francés Adil Rami, a quien acusó de haberla engañado en los últimos años.
A través de un mensaje en sus redes sociales, la estrella de la serie Guardianes de la Bahía aseguró que dejaría inmediatamente Francia, a donde se había trasladado a vivir por su relación sentimental con el jugador.
«Me siento timada, pensaba que vivíamos el ‘gran amor’ (…) Estoy destrozada al haber descubierto en los últimos días que (Adil) llevaba una doble vida», escribió la actriz.
Anderson agregó que el campeón francés del mundo ha intentado todo lo posible para conseguir la reconciliación, desde mandarle flores y cartas, hasta acudir a su hotel, donde la seguridad le impidió la entrada a petición de Anderson al considerar que «le tenía miedo».
«Me hirió y amenazó a menudo», afirma la estrella de la televisión, quien considera que el supuesto compromiso de Rami con la lucha contra la violencia de género, mediante mensajes de video a favor de la prevención, era sólo para mejorar su imagen.
«No tiene ningún respeto por las mujeres, aparte de su madre», agregó.
Horas después de las acusaciones de la rubia, el jugador se defendió y negó haber tenido una vida paralela con la actriz y su ex esposa Sidonie Biémont, la madre de sus gemelos Zayn y Madi, nacidas en 2016.
«Una ruptura nunca es fácil. Pamela es una persona a quien respeto profundamente, tiene convicciones y es sincera. Mi amor por ella siempre ha sido sincero”. (Staff/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJO
«De ninguna manera llevo una doble vida, simplemente tengo una relación cercana con mis hijos y Sidonie, a quienes respeto profundamente. Tal vez debería haber sido más transparente con esta relación ambigua».
Adil Rami, Futbolista