La auditoría que realizó el Órgano Superior de Fiscalización a las cuentas públicas del 2016 de los ayuntamientos de El Llano y Rincón de Romos, arrojaron diversas irregularidades, por lo que deberán regresarse a las arcas montos millonarios, además de que las respectivas contralorías internas, están obligadas a fincar responsabilidades.

En las finanzas de El Llano se detectaron adeudos al municipio por 458 mil pesos, cantidad que deberá reintegrarse a las arcas; también por la compra de despensas por 1.2 millones, sin un procedimiento de licitación.

Compra de seguros de auto por 388 mil de forma directa, cuando tendría que haber sido por invitación a tres proveedores, el monto deberá resarcirse, al igual que gastos por 34 mil para supuestos apoyos, sin comprobar a quién se le entregaron.

Pagos en exceso de Nómina por 156 mil pesos a varios empleados y 207 mil pesos de indemnizaciones a empleados que voluntariamente renunciaron, se dispone el reintegro. Misma disposición para la entrega de becas no acreditadas.

En la obra de rehabilitación de la calle 20 de Noviembre no se acredita el gasto en indirectos y algunos conceptos de obra carecen de fotografía que compruebe la realización de los trabajos, por lo que deberá de reintegrarse a la defecación 1.2 millones de pesos; además se detectaron diversos conceptos indebidamente pagados.

En el caso de Rincón de Romos, hay cuentas por cobrar por casi un millón de pesos, sin procedimiento de recuperación, por lo que el monto deberá devolverse a las arcas.

Pagos en exceso a varios trabajadores por 141 mil pesos; se paga a algunos trabajadores el bono de riesgo, sin estar legalmente autorizado, por 199 mil pesos; además se hicieron pagos a trabajadores que no están en el tabulador, por 305 mil pesos; pago a delegados municipales por 404 mil pesos, cuando éstos son cargos honoríficos; por lo que todos estos montos deben resarcirse.

Pago de liquidaciones por un 1.2 millones de pesos a los regidores y presidente municipal salientes, sin tener derecho a ello; gasto de 536 mil para apoyo a prestador de servicios, pero no se acredita a quién o por qué se entregaron dichos recursos. Las cantidades deben devolverse.

Se pagaron 236 mil pesos a comisarios, siendo cargos honoríficos; pago de gasolina a un vehículo que no es de municipio, por 92 mil pesos; pago de honorarios al abogado Jorge Alberto González Pozo, por 445 mil pesos sin evidencia documental de los trabajos que supuestamente realizó; sumado a esto el pago de 267 mil pesos por telefonía, pero no se sabe a quién se les dieron teléfonos. Los montos deben volver a las arcas.

Compras de gasolina por un monto de 45 mil sin comprobación del destino del combustible; se utilizó del fondo resarcitorio 304 mil pesos para Hábitat, pero el fondo era para obra pública, por lo que aplica igualmente la reintegración de estos montos.

Construcción de pozo en Las Antenas donde se detectaron conceptos pagados no elaborados, por un monto de 1.4 millones; dichas cantidades deben regresarse.

En la elaboración del Foro al Aire Libre Solidaridad, no se entregó la obra en tiempo y forma, como marca el contrato, lo que genera daño patrimonial por un monto de 1.1 millones de pesos, que deberá resarcirse en su totalidad.

¡Participa con tu opinión!