Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Marko Cortés, aspirante a la presidencia del PAN, se deslindó de Ricardo Anaya, el ex dirigente nacional que lo hizo jefe de la diputación federal.
“No me hice en tres años, me formé en Acción Juvenil. Pero como presidente del PAN no caería en la continuidad en el Comité Ejecutivo Nacional”, advirtió.
Panista desde que “era niño”, el michoacano ratificó en rueda de prensa su intención de pelear por el liderazgo panista en el proceso que se abrirá a partir del sábado, cuando el Consejo Nacional conforme la comisión que organizará la elección interna.
“Tengo mi historia. Aún no tenía mayoría de edad y ya era panista”, insistió el legislador, quien dijo que debe encabezar una dirigencia que “acerque más” a la base.
Cortés adelantó que buscaría “cambiar reglas” en el Comité Ejecutivo, entre otras, la de prohibir que el presidente en turno aspire a un cargo de elección popular.