Diego Martínez / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-La NFL canceló ayer el duelo del próximo lunes por la noche entre Jefes de Kansas City y Carneros de Los Ángeles debido a que el pasto del Estadio Azteca es inseguro para jugar.

Tras supervisar durante la mañana de ayer los trabajos que se hacían en el césped del Coloso de Santa Úrsula, directivos de la Liga, de ambas franquicias y de la Asociación de Jugadores (sindicato) decidieron mover el encuentro al Coliseo de Los Ángeles, casa de los Carneros.

“Durante meses hemos trabajado estrechamente con nuestros socios en el Estadio Azteca en preparación para este juego”, señala en un comunicado el vicepresidente ejecutivo de la NFL Internacional, Mark Waller.

“Hasta hace muy poco, no teníamos grandes preocupaciones. Sin embargo, la combinación de una fuerte temporada de lluvias y un gran calendario de eventos han provocado un daño significativo en el campo, lo que representa riesgos innecesarios para la seguridad de los jugadores y que vuelve inapropiado el mantener el juego de la NFL en México”.

Los dos equipos llegaban con la mejor marca de la Liga (9-1) y suponía un adelanto del próximo Súper Tazón LIII.

El Jefes-Carneros era el último partido del contrato que Televisa, Sectur y NFL firmaron de temporada regular para 2016, 2017 y 2018. En noviembre del año pasado se alcanzó un nuevo acuerdo para otros tres partidos oficiales en 2019, 2020 y 2021.

Televisa, dueña del Estadio Azteca, no respondió hasta anoche a REFORMA sobre la cancelación del encuentro.