Integrantes de una familia que retornaban del poblado de Tapias Viejas, sufrieron un aparatoso accidente automovilístico al caer el coche en que viajaban a un barranco de 30 metros de profundidad.
El saldo de este percance fue de tres personas lesionadas, las cuales fueron trasladadas a recibir atención médica al Hospital Hidalgo.
Los lesionados fueron identificados como Clarissa, de 25 años, Carlos Eduardo, de 25 años y Santa María, de 45 años.
El accidente se registró el domingo a las 19:30 horas, en la carretera que conduce al poblado de Tapias Viejas, Jesús María.
Todos ellos viajaban a bordo de un automóvil Honda Civic, modelo 2008, color blanco y placas de circulación de Aguascalientes, el cual era conducido por Clarissa.
Regresaban de una reunión familiar a la que habían asistido y que se celebró en el poblado de Tapias Viejas.
Sin embargo, debido al exceso de velocidad y la lluvia que estaba cayendo, provocó que al llegar a una curva la conductora perdiera el control, por lo que el coche se salió de la cinta asfáltica y cayó a un barranco de 30 metros de profundidad.
Al lugar del accidente arribaron policías estatales y policías preventivos de Jesús María, además de la unidad 015 de Rescate Urbano de Cruz Roja.
Tras varios minutos de intensos trabajos, los tres heridos fueron rescatados del fondo del barranco y posteriormente, en ambulancias de Cruz Roja fueron trasladados a recibir atención médica al Hospital Hidalgo.