Una mujer resultó gravemente herida, después de que la camioneta en donde viajaba se salió de la cinta asfáltica y cayó a un desnivel de más de 8 metros de profundidad.
Unos momentos después, un tráiler sufrió el mismo accidente y estuvo a punto de aplastar a la camioneta siniestrada, aunque por fortuna el chofer alcanzó a esquivarla.
Este doble accidente automovilístico se registró el viernes a las en las primeras horas de la mañana, en el Libramiento a Calvillo casi en el entronque con la carretera federal No. 70 Poniente.
Quien resultó gravemente herida es una mujer identificada como Alicia, de 45 años, la cual quedó prensada en el interior de la camioneta en que viajaba y tuvo que ser rescatada por paramédicos de la Cruz Roja.
Fue a las 06:00 horas cuando se reportó al Servicio de Emergencias 911, que en el Libramiento León-Calvillo casi en el entronque con la carretera federal No. 70 Poniente, una camioneta Chevrolet Suburban, color verde, con placas de circulación de Zacatecas, se había salido de la cinta asfáltica y había caído a un desnivel de más de 8 metros de profundidad, por lo que había personas lesionadas.
Instantes después, a las 06:05 de la mañana, se recibió otro reporte donde se informaba que en el mismo lugar, un tráiler también se había salido de la carretera y caído al mismo barranco.
De inmediato se trasladaron al lugar del accidente varias patrullas de la Policía Estatal y de la Policía Preventiva, además de la Policía Federal, Bomberos Municipales de Aguascalientes y personal de Protección Civil Municipal.
De igual forma arribó la unidad 016 de Rescate Urbano de la Cruz Roja y la ambulancia AGS-019 de la Cruz Roja, a fin de ayudar a posibles víctimas.
Se estableció que el doble accidente automovilístico se registró sobre el Libramiento a Calvillo, justo a la altura de la curva donde concluye dicho libramiento y se comunica a la carretera federal No. 70 Poniente.
En el interior del desnivel fue encontrada completamente destrozada la camioneta Chevrolet Suburban, con placas de circulación del estado de Zacatecas, la cual era conducida por el joven identificado como José Eduardo, de 28 años.
Asimismo, atrapada en el interior de la unidad automotriz se encontraba la mamá del conductor, la señora Alicia, por lo que rescatistas de la Cruz Roja se dieron a la tarea de liberarla.
A pocos metros de distancia, también se encontraba accidentado un tráiler en color blanco, con caja seca y placas de circulación del SPF, el cual llevaba un cargamento de dulces.
Esta unidad edra conducida por el chofer de nombre Kevin, de 19 años, con domicilio en San Sebastián El Grande, Jalisco.
Tanto el chofer del tráiler como el conductor de la camioneta Chevrolet Suburban resultaron sólo con golpes en diferentes partes del cuerpo, por lo que no ameritaron su traslado a recibir atención hospitalaria.
Se logró establecer que al momento del accidente, la camioneta Chevrolet Suburban se desplazaba por el Libramiento a Calvillo con dirección a la carretera federal 70 Poniente.
Fue justamente donde termina el Libramiento y donde existe una curva, donde José Eduardo perdió el control del volante de la camioneta Suburban, debido al exceso de velocidad en que se desplazaba, aunado a que estaba lloviendo muy fuerte y a que todavía estaba oscuro.
La camioneta se siguió de frente y tras derribar la barra metálica de protección se precipitó a un barranco de casi 10 metros de profundidad, donde dio varias volteretas y terminó completamente destrozada.
Atrás de la camioneta iba el tráiler conducido por Kevin, quien de igual forma se siguió de frente en lugar de tomar la curva y se salió de la carretera.
Estuvo a punto de caer sobre la camioneta Chevrolet Suburban y aplastarla, pero alcanzó a realizar una maniobra, además de aplicar los frenos, por lo que logró evitar una auténtica tragedia.
A bordo de la ambulancia AGS-019 de la Cruz Roja, la mujer lesionada fue trasladada a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde se reportó su estado de salud como bastante delicado.
Cabe destacar que al momento del accidente, los tripulantes de la camioneta Chevrolet Suburban se dirigían al municipio de Villanueva, Zacatecas, lugar donde tienen su domicilio, procedentes del aeropuerto internacional “Jesús Terán Peredo” de la ciudad de Aguascalientes, a donde habían llevado a un familiar que iba a viajar a los Estados Unidos.
Mientras tanto, el tráiler que transportaba un cargamento de dulces, se dirigía a la ciudad de Fresnillo, Zacatecas, procedente de Guadalajara, Jalisco.