CDMX.- Este martes la familia Colorado mostró los documentos legales donde se acredita “fehacientemente” a la señora Yolanda Almazán Ortiz, viuda de Carlos Colorado, como la propietaria del concepto Sonora Santanera.
Pero más allá de todo el litigio, que duró más de 20 años para tener la certeza jurídica, para Norma Colorado, hija de Yolanda, ha sido quitarse “el abuso” de músicos que intentaron en su momento dejar sin patrimonio a una viuda y a su entonces pequeña descendiente de Carlos Colorado, director de la sonora.
“Con todas las cosas en contra, sólo buscábamos poder trabajar tranquilamente con un nombre que por derecho siempre le ha pertenecido a mi madre. Pero lo que detonó que lleváramos la lucha legal hasta las últimas consecuencias, fue que La Única e Internacional Sonora Santanera de Arturo Ortiz y Antonio Méndez, bloquearan la presentación de la Sonora Santanera de Carlos Colorado y María Fernanda en el Auditorio Nacional”, aseveró Norma.
Con lágrimas de rabia y furia, dice la heredera, ahora con la ley a su favor, rechaza categóricamente negociar con La Internacional.
“Tuvieron tanto tiempo para poder arreglar las cosas y sólo nos hicieron daño, no queremos saber nada”, manifestó en conferencia de prensa.
Asimismo, los abogados de la familia Colorado reafirmaron que aunque La Internacional tiene papeles “sospechosamente” avalados, en la investigación a fondo no tienen documentos “para acreditar el uso de la denominación anterior a 1975”.
Para rematar, la abogada también mencionó el aspecto artístico: “Los reconocimientos y premios Grammy no son para La Internacional, tendrían que ser para doña Yolanda, titular del concepto”.
La familia y abogados de La Sonora Santanera de Carlos Colorado y María Fernanda dicen esperar las resoluciones finales para ir hasta las últimas consecuencias contra quienes han hecho mal uso del nombre, incluido la casa disquera de La Internacional. (EL UNIVERSAL)

¡Participa con tu opinión!