Clarisa Anell Soto 
Agencia Reforma

Como parte de su servicio comunitario, Kanye West realizó una aparición en la iglesia de Lakewood, en donde se declaró ‘el mejor artista que Dios ha creado’.

El domingo por la mañana, el intérprete de «I love it», Kanye West, hizo una participación especial junto al pastor Joel Osteen, en la iglesia de Lakewood en Houston, Texas; evento al que también asistieron su esposa, Kim Kardashian, y su hija, North West.

«Cuando estaba en el punto más bajo de mi vida, Dios estuvo ahí, enviándome visiones e inspirándome. Recuerdo haber estado en el hospital de UCLA después de haber tenido un colapso mental, ahí estaba yo, dibujando una iglesia y queriendo iniciar una en el centro de Calabasas.

«Toda la arrogancia e imprudencia que han visto de mí en el pasado, ahora Dios la está usando», continuó el rapero, «Dios ha estado llamándome por mucho tiempo, y el mal me ha estado distrayendo. Ahora, el mejor artista que Dios ha creado, se encuentra trabajando para él», reportó el diario Houston Chronicle.

El rapero compartió su experiencia como parte del cristianismo, hizo un comparativo sobre cómo vivía antes y el cambio que ha tenido ahora.

Como parte de su servicio comunitario, el rapero volvería a la Iglesia de Lakewood por la noche, para realizar una presentación especial, la cual ha sido promocionada bajo el nombre de su nuevo álbum Jesus Is King.