Yarek Gayosso y Carlos Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Lewis Hamilton conquistó ayer su cuarto título de la Fórmula Uno en una carrera marcada por los gestos en honor a las víctimas de los sismos de septiembre.
“Haber hecho esto en suelo mexicano, brindarle una pequeña luz positiva a un país que ha pasado por momentos tan difíciles en los últimos meses, hace de esto algo realmente especial”, dijo el británico.
El holandés Max Verstappen tomó la punta de la carrera en la arrancada y se proclamó ganador ante los 135 mil 857 aficionados que abarrotaron el Autódromo Hermanos Rodríguez.
Con el puño en alto, los asistentes cantaron el Himno Nacional a todo pulmón y volvieron a levantarlo en respetuoso silencio durante la vuelta 19, antes de unirse en un emotivo grito de “¡México! ¡México!”.
Sergio Pérez finalizó en el séptimo sitio, su mejor posición desde que la F1 regresó a México en 2015.

¡Participa con tu opinión!