El secretario de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes, Antonio Martínez Romo, se reunió con el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes, J. Asunción Gutiérrez Padilla, para ratificar el compromiso de corporación interinstitucional y profesional, conforme a los protocolos de atención y reacción, en estricto apego a los derechos humanos.

El comisario general Antonio Martínez Romo confirmó que la policía municipal de Aguascalientes es responsable de sensibilizar a los elementos operativos, en el sentido de que su actuación sea oportuna y eficiente, así como con calidad humana, tal y como lo ha instruido la alcaldesa Teresa Jiménez.

El presidente de la CEDH, Gutiérrez Padilla dijo sentirse entusiasmado con la disponibilidad de la corporación policíaca para seguir trabajando en la mejora continua y en la sensibilización de los elementos, como figuras de primer contacto con la ciudadanía frente a diferentes situaciones.

Luego Antonio Martínez confirmó el interés y la plena disposición de la corporación para atender aquellas recomendaciones emitidas por la CEDH, así como para que el personal continúe en constante actualización con respecto a los protocolos nacionales e internacionales en materia de seguridad, y particularmente los de fuerza pública, para que en ningún momento se vulneren los derechos humanos de los ciudadanos de Aguascalientes.

En este contexto, se acordó trabajar de forma paralela en el diseño de cursos y talleres dirigidos a los policías municipales por parte de personal de la CEDH, para que haya coparticipación de ambas instituciones en la formación de las nuevas generaciones de policías, con el objetivo de seguir perfeccionando los procedimientos.

El titular de la SSPM resaltó que se ha ordenado a la Dirección del Instituto Municipal de Formación Policial reforzar los valores y el respeto a los Derechos Humanos, para que los nuevos policías forjen su carrera policial con un sentido humanístico.

Finalmente, Antonio Martínez Romo dijo que ha sido enfático en el llamado a los comandantes de las diversas áreas y grupos especiales, para que en cualquier situación que se presuma inadecuada, se deslinden responsabilidades sobre cualquier servidor público.