Se agrava la situación de abasto de gasolina en Aguascalientes, reconoce el presidente de la Asociación de Gasolineros Unidos del Centro, Jesús López López, derivado del pánico entre la población, lo que ha generado un mayor consumo aunado a las limitaciones que tiene Pemex en la transportación del combustible.
En entrevista con El Heraldo, el presidente de Gasucen dio a conocer que a la fecha se incrementaron en un 30% las estaciones que ya no tienen producto en la entidad, aclarando que esta situación sigue siendo rotativa, toda vez que Pemex sigue surtiendo. “Si hablamos de 174 estaciones que surte la terminal de Pemex en Aguascalientes, la proporción nos da una cantidad aproximadamente de 50 estaciones que no tienen combustible, pero esto es rotativo, ahorita unas están sin combustible y al rato ya tienen y luego otra de ahí de la zona no tiene y así es como está la situación actual”.
A pesar de esta problemática, apuntó que hasta el momento en Aguascalientes no se ha limitado la venta de combustible, como sí ha ocurrido en otras entidades, aunque no descartó que se pudiera llegar a racionar la venta, dependiendo de las circunstancias, ello con la intención de que llegue a más gente el producto. “Quizá no en las cantidades que se necesitan pero lo que se trata es de que llegue a más gente para que esto no se convierta en un problema social, hay que ser concientes de ello y responsables y apoyar a nuestros gobiernos”.
Asimismo, reconoció que en el caso de Aguascalientes, hay un aprovisionamiento de combustible hasta para dos días más, sin embargo, dijo que en ello juega un papel muy importante toda la logística y el tiempo que se lleva Pemex en la transportación del producto. “Si toda la logística y el programa de Pemex se cumple, eso conlleva a que no falte producto, el problema es cuando no se cumple como en este momento y juegan un papel muy importante los ductos, pero al cerrarlos, todo ese programa se cae y se tiene que reactivar con todo lo que son las pipas de 60 mil litros”.
Finalmente, López López llamó a la población a tener paciencia, prudencia y tolerancia ante el trabajo que lleva a cabo el Gobierno Federal para erradicar este problema de que no haya combustible en las cantidades adecuadas que requiere la ciudadanía y el público consumidor.