El gobernador Martín Orozco Sandoval, inauguró en su totalidad el paso a desnivel de las avenidas Aguascalientes y Guadalupe González, que tuvo una inversión de 120 millones de pesos y beneficia el flujo de más de 62 mil vehículos que en promedio, diariamente pasan por el lugar.
En su mensaje, reiteró que una prioridad para su administración es dotar de vías rápidas y seguras, pero sobre todo construir obra pública que dé soluciones a largo plazo y genere derrama económica.
Afirmó que con la construcción de este tipo de obras se ofrecen soluciones integrales, como infraestructura para que la ciudad sea más competitiva, cambiar el sistema de transporte público para hacerlo más eficiente y promover su uso, así como conjuntar un sistema de movilidad que impulse medios alternativos de transporte.
Por su parte, el secretario de Obras Públicas del Estado, José de Jesús Altamira Acosta, anticipó el inicio de las obras de construcción de un puente en el cruce de avenida Aguascalientes y Antiguo Camino a San Ignacio, que formará parte del proyecto integral de rehabilitación de este puente histórico y que presenta daños en su estructura por el paso del tiempo y uso.
“Traemos un proyecto listo de un puente alterno para rescatar el antiguo; por las afectaciones en su infraestructura, es una reliquia histórica de más de 200 años que tenemos de aquel lado de Colinas del Río”, añadió.
Al evento también asistieron el secretario de Desarrollo Económico del Estado, Luis Ricardo Martínez Castañeda; el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Aguascalientes, Francisco Romero David; Pedro Gutiérrez Romo, presidente del Consejo Coordinador Empresarial en Aguascalientes, así como representantes vecinales.