En el fraccionamiento La Ribera del municipio de San Francisco de los Romo, se registró otro suicidio más que fue protagonizado por un joven de 22 años.
Durante la madrugada del domingo, su esposa lo encontró ahorcado en la regadera del baño.
Aparentemente, problemas económicos por los que atravesaban fueron la causa que lo orilló a quitarse la vida.
El suicida fue identificado como Carlos Javier, quien contaba con 22 años.
Los trágicos hechos quedaron al descubierto el domingo a las 01:20 horas, en una vivienda ubicada en la avenida Ribera de la Chapala en el fraccionamiento La Ribera que se ubica en el municipio de San Francisco de los Romo.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos de San Francisco de los Romo y policías estatales, además de una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte del joven.
Fue la propia esposa de 23 años, quien lo encontró ahorcado al tubo de la regadera del baño.
La mujer comentó que poco antes de las 23:00 horas ambos se fueron a dormir y que en determinado momento su esposo se levantó de la cama y se dirigió al baño, sin darle mayor importancia al principio.
Sin embargo, al ver que transcurría el tiempo y el joven no salía, decidió ir a ver si se encontraba bien y fue en ese momento en que lo encontró suspendido con un lazo amarrado al cuello y el otro extremo a la regadera.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, arribaron a la escena del suicidio los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.