Centenares de aguascalentenses reciben apoyos sociales sin necesitarlos. José de Jesús Ortiz Macías, delegado de Prospera, reconoció que la dependencia a su cargo no tiene personal suficiente para aplicar los exámenes de recertificación de manera inmediata, por lo cual, algunas de las 35 mil familias que están inscritas a este programa en Aguascalientes estarían recibiendo recursos, cuando no viven en condiciones de pobreza extrema.
Destacó que no es posible dar de baja a una familia beneficiaria de este programa de manera administrativa, o simplemente por ocurrencia de algún funcionario o autoridad, ya que para proceder a la baja de una familia se hace exclusivamente después de llevarse a cabo una recertificación, la cual se aplica cada ocho años para revisar cómo han cubierto sus carencias.
Ortiz Macías subrayó que al aplicarse una recertificación, estadísticamente entre un 20 y 25% de los beneficiarios ya están en posibilidades de jubilarse, lo cual abriría espacios para algunas de las seis o siete mil familias que viven en condiciones de pobreza y no tienen acceso a Prospera.
Por lo anterior, dijo: “Apelamos a la gente buena del estado, para que sepan que al recibir esos apoyos (sin necesitarlos), le están haciendo falta a otras familias que están en la desesperación. No tienen que esperar a que les llegue una recertificación a los 8 años, se pueden acercar a las oficinas y firmar una baja voluntaria”.
Por último, el delegado de Prospera subrayó que en los últimos meses fueron recertificadas seis mil familias, de las cuales cerca de la mitad procedieron a pasar al derecho de audiencia, la cual en un periodo de uno o dos meses emitirá una resolución para confirmar si alguna familia se mantiene en el programa, porque todavía necesita los apoyos, o si se les excluye del mismo.

¡Participa con tu opinión!