Una horrible muerte fue la que sufrió un trailero, ya que mientras estaba comiendo, se atragantó con el alimento que ingería y murió de asfixia por bronco-aspiración.
Los trágicos hechos se registraron el sábado, aproximadamente a las 14:41 horas, en el interior de una empresa ubicada en el Parque Industrial del Valle de Aguascalientes (PIVA), en el municipio de San Francisco de los Romo.
Se logró establecer mediante la bitácora de ingresos de dicha empresa, que el chofer de tráiler fallecido respondía al nombre de Juan Luis, de 54 años, con domicilio en la colonia Los Baños del poblado de Calvillito, Aguascalientes.
Fue aproximadamente a las 14:41 horas del sábado, cuando se reportó al C-4 Estatal que se estaban requiriendo los servicios de emergencia en la empresa “Tachis-Mexicana”, que se ubica en la calle Circuito Aguascalientes Sur, en el Parque Industrial PIVA, debido a que un chofer de un tráiler estaba inconsciente y no reaccionaba.
Se trasladaron de inmediato al lugar señalado policías preventivos de San Francisco de los Romo y la ambulancia VIDA 02.
A su llegada fueron guiados por el guardia de seguridad a la parte trasera de la empresa, donde se ubicó un tráiler marca International, modelo 2002, color blanco, con número económico 023 y placas de circulación del SPF.
Dentro de la cabina del tractocamión, se localizó inconsciente al chofer, por lo que de inmediato los paramédicos de VIDA comenzaron a realizarle maniobras de reanimación, pero minutos después lo declararon clínicamente muerto.
Por tal motivo se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado, a fin de que se realizaran las investigaciones correspondientes.
Más tarde hicieron su arribo los agentes del Grupo Homicidios de la PME, así como personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales, quien dio la fe ministerial del cuerpo sin vida del trailero, que según la bitácora de ingreso, respondía al nombre de Juan Luis.
Cabe destacar que junto al cadáver se encontraron rastros de alimento.
Se presume que el trailero murió a consecuencia de una bronco-aspiración, al atragantarse con la propia comida que estaba ingiriendo.
Fue uno de los vigilantes de la empresa quien hizo el hallazgo, cuando se encontraba realizando un recorrido de inspección en la parte posterior.