Ayer se dieron resultados en la Liga española que hacen que la tabla se apriete más de lo previsto; el conjunto del Barcelona tenía amplia ventaja sobre sus perseguidores, sin embargo, al sacar un empate contra el Celta de Vigo sumado al del Valencia la semana pasada, le da la oportunidad a los que vienen atrás de acercarse a los blaugranas.
El partido se desarrolló en el Camp Nou como parte de la fecha 14 de la Liga española, al minuto 20 con un rebote, Iago Aspas adelantaba a los visitantes con una gran jugada que lo dejó frente al marco, y sólo un minuto después Lionel Messi anotó el del empate tras una serie de rebotes que lo dejaron solo frente al marco para cruzar su remate de pierna zurda y poner el 1-1. Después al 61, Luis Suárez le dio la ventaja a los blaugranas tras una triangulación a lo Barca, donde Jordi Alba asistió al uruguayo para empujar el balón a las redes; y cuando parecía que se llevaban la victoria, una descolgada de Iago Aspas desordenó a la defensa blaugrana, Aspas mandó una diagonal matona que le quedó a Gómez el cual sin arquero mandó el balón al fondo. Con este empate Barcelona llega a 36 puntos, 5 más que Valencia quienes juegan el día de hoy y tienen la posibilidad de acercarse a dos puntos
Por su parte, el Real Madrid desaprovechó nuevamente la oportunidad de acercarse al Barcelona, pues en casa no pudo vencer al Athletic de Bilbao y a pesar de su 65% de posesión de balón y sus 19 remates al arco no pudieron marcar gol, además, Sergio Ramos salió expulsado en la parte final del encuentro, los blancos llegan a 28 unidades, colocándose en la cuarta posición de la Liga.
Quienes sí hicieron la tarea fueron los Colchoneros de Diego Simeone, en el Wanda Metropolitano lograron remontar una desventaja ante la Real Sociedad para llevarse los tres puntos y recortar la ventaja que tiene el Barcelona sobre el Atlético. Al 28 fue cuando la Real se fue al frente con un penal bien ejecutado por William José que fusiló a Oblak; a pesar de las fallas de Ángel Correa, los del Atlético pudieron anotar al 63 cuando tras una gran jugada de Saúl, Filipe Luis quedó con el balón y recortando al defensa de la Real remató con la derecha para mandarla al fondo de las redes; y ya cuando moría el encuentro vino el gol de la remontada, y no podía ser otro si no el “Gringuito” Griezmann, ex de la Real Sociedad, quien al 87 marcó el gol del gane cuando un doble cabezazo en el área lo dejó a centímetros de la portería para sólo empujar el balón y conseguir los tres puntos para los colchoneros que llegan a 30 puntos, a solamente 6 del Barcelona. Así poco a poco la Liga de España va tomando sabor.

¡Participa con tu opinión!