Empresarios afiliados a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) han comenzado a promover recursos legales contra lo que consideraron son embates fiscales implementados por autoridades federales.

Raúl González Alonso, precisó que las modificaciones realizadas al artículo 69-B del Código Fiscal, generan únicamente incertidumbre para nuevas inversiones, resultando injustas y hasta exageradas.

Explicó que las nuevas reformas fiscales, contemplan que aquellos empresarios que hayan contratado servicios de terceros y que por alguna situación fueran detectadas por las autoridades hacendarias realizando prácticas irregulares, podrían ser sujetos a sanciones que van desde el hecho de que sean congeladas cuentas bancarias y hasta la suspensión de sellos digitales, a pesar de que en su momento los movimientos hubieran sido realizados en regla.

Lo anterior provocaría que algunas empresas al no poder tener derechos para realizar la facturación de sus movimientos, pudieran enfrentar problemas de operatividad, con el riesgo en el peor de los casos de desaparecer.

González Alonso dijo que el hecho de buscar amparos en la materia, no significa que estén a favor de la evasión, pero sí consideró como exageración llegar a esos extremos, en donde empresarios inocentes puedan ser afectados.

«En Coparmex ya iniciamos, hay un colectivo que realizó los amparos en el tema del aeropuerto y este colectivo sigue funcionando de manera permanente visualizando todas aquellas modificaciones que sientan que vulneran nuestros derechos. De momento son pocos, pero dependiendo de la respuesta del juez, una vez que se conozca pudieran incrementarse los recursos», consideró.