Staff / Agencia Reforma

LISBOA, Portugal.- La Primeira Liga volvió a ser meta para tres. Benfica derrotó 3-1 al Estoril y puso al rojo vivo la lucha por el título del campeonato portugués. Raúl Jiménez inició el duelo desde la banca y entró de cambio al minuto 84.

Las Águilas no se metieron en apuros y resolvieron temprano el partido gracias a una actuación redonda de los argentinos Franco Servi y Eduardo Salvio.

Al 13′, Cervi asistió al “Toto” para que este doblara al arquero rival, Moreira, en la jugada que le dio el 1-0 al equipo de Rui Vitoria.

Sólo cinco minutos más tarde Salvio asistió a Jonas, quien colocó el segundo para Benfica.

Pero el visitante intentó revivir antes de culminar el primer tiempo, gracias al tanto de Kleber, quien batió a Bruno Varela tras un buen pase de Lucas Evangelista.

Ya para la segunda parte, Filip Krovinovic sentenció el 3-1, al 59′.

Todavía Rui Vitoria se dio tiempo para darle entrada a Jiménez al 84′ ya con poco que hacer para el mexicano.

Benfica se coloca tercer con 33 puntos, mismas unidades que el Porto y tres menos que el líder Sporting.

¡Participa con tu opinión!