Si bien hace dos años ganó Celebrity Master Chef España, Miguel Ángel Muñoz decidió dejar la cocina sólo para sus ratos libres. Ahora se dedica a lo que llama su pasión: actuar.
Sobre su participación en el reality show de cocineros y chefs, el actor del filme Los Borgia y la miniserie Ben Hur la recuerda como una gran experiencia.
“Lo mejor fue que fui descubriendo-aprendiendo a la vez que avanzaba el programa que sabía cocinar, porque nunca antes lo había hecho. Tomaba clases todos los días por mi cuenta entre siete y nueve horas cada día, y al final de la experiencia había aprendido mucho. Uno de los platos que más popular me hicieron fue un cocido madrileño en texturas.
“No soy un casanova gastronómico, no ando conquistando por el estómago; de lo que se trata es de poder compartir un buen rato durante el cocinado y en la comida con gente con la que te apetece estar”.
Pero lo que sí ocupa su atención al cien por ciento es la carrera actoral, que cada día es más prolífica debido a su imparable trabajo.
“Desde que estuve en México (hace seis años, para participar en Infames) me llené de proyectos que me llevaron a trabajar a otros países: Francia, donde viví siete meses, y Los Ángeles, a donde voy y vengo desde hace tiempo con varios proyectos de cine.
“Tengo pendientes los estrenos de la película What About Love, dirigida por Klaus Menzel, en la que salen Sharon Stone y Andy García. La película-documental Bones of Contention, dirigida por la neoyorquina Andrea Weiss, y la película Proyecto Tiempo, de Isabel Coixet”, contó el madrileño, desde su país natal.
Muñoz comentó que está abierto a las propuestas que puedan surgir para regresar a trabajar a México o para ir a otro país, siempre y cuando pueda organizar su agenda.
“El calor de la gente mexicana fue lo mejor. Mis compañeros me hicieron sentir como en casa desde el primer rodaje de la serie Capadocia, ya no se diga en Infames.
“Siempre, en algún nuevo proyecto, hay algo interesante. Lo fundamental para mí es que la historia me toque en algún punto y me interese vivir esa experiencia y aprender. Si además la historia transmite valores que no sólo entretengan, sino concienticen, para mí es el proyecto perfecto”, comentó.
Sin tener una meta específica en cuanto a la búsqueda de papeles, se presenta a audiciones con el fin de obtener personajes que lo hagan desarrollarse.
“Eso es lo importante. Los desnudos no me llaman la atención especialmente, pero si está justificado, no le doy más importancia. Yo estoy feliz de poder desarrollar mi pasión y vivir de ello desde hace 24 años, es un regalo y dentro de la industria lo que me importa es desarrollarme”.

ASÍ LO DIJO:
“Mi máxima vocación es el teatro y el cine, pero nunca se sabe. Ya he cantado y bailado en películas, y lo mismo un día vuelvo a estar encima de un escenario dando un concierto”.
Miguel Ángel Muñoz,
actor

¡Participa con tu opinión!