En esta temporada navideña, y en cualquier otra, los burócratas no pueden recibir regalos con motivo de su actividad, por lo que si les llegan, deben dar parte al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).
La Ley General de Responsabilidades Administrativas (LGRA), que entró en vigor el pasado 19 de julio, contiene disposiciones de observancia obligatoria para todos los Servidores Públicos, como el impedimento legal para aceptar obsequios.
En acato a esa legislación, los burócratas deben poner a disposición del SAE los obsequios no solicitados que reciban, con el fin de que este Organismo Descentralizado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) les dé destino mediante su venta, donación o destrucción.
La LGRA, que forma parte de la normativa del Sistema Nacional Anticorrupción, establece en su artículo 40: “En caso de que los servidores públicos, sin haberlo solicitado, reciban de un particular de manera gratuita la transmisión de la propiedad o el ofrecimiento para el uso de cualquier bien, con motivo del ejercicio de sus funciones, deberán informarlo inmediatamente a las secretarías o al Órgano Interno de Control. En el caso de recepción de bienes, los servidores públicos procederán a poner los mismos a disposición de las autoridades competentes en materia de administración y enajenación de bienes públicos”.
La Ley define como “servidores públicos” a las personas que desempeñan un empleo, cargo o comisión en los entes públicos, en el ámbito federal y local. A la vez, determina que los “entes públicos” son: “Los Poderes Legislativo y Judicial, los órganos constitucionales autónomos, las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, y sus homólogos de las entidades federativas, los municipios y sus dependencias. También, la PGR y las fiscalías o procuradurías locales, los órganos jurisdiccionales que no formen parte de los poderes judiciales, las empresas productivas del estado, así como cualquier otro ente sobre el que tenga control cualquiera de los poderes y órganos públicos citados de los tres órdenes de Gobierno.
Los titulares de las dependencias de los tres niveles de Gobierno en Aguascalientes, recibieron una circular para que hagan cumplir tal disposición. De tal manera que quienes reciban obsequios y no los reporten, incurrirán en responsabilidad y serán sancionados.

¡Participa con tu opinión!