Por Rubén Torres Cruz

Concentra el municipio de la capital hasta medio centenar de casos de servidores públicos que han sido sancionados o se encuentran bajo investigación, al ser sorprendidos por hacer mal uso de autos oficiales.
El Secretario del Ayuntamiento, Jaime Beltrán Martínez, detalló que todos los servidores públicos que tienen asignado un auto conocen que las unidades deben ser utilizadas únicamente para labores relacionadas a sus áreas. Sin embargo, reconoció en algunos casos los empleados municipales le dan uso particular.
“Se les hace sencillo ir al súper, ir por los niños, que aunque por muy sencillo que se les haga, no está dentro de sus funciones como servidores públicos”, dijo.
A los servidores públicos sorprendidos, en primera instancia se les hace una amonestación, al tiempo que se les abre una investigación interna; en caso de que la falta sea mayor, el uso del auto les es restringido. En lo que va de la administración, se han sancionado a 25 trabajadores municipales, el resto, son asuntos relacionados a pasadas administraciones.
Finalmente, Beltrán Martínez, advirtió que no se toleraran actos de proselitismo de servidores públicos en horarios laborales, por lo que estarán atentos a que no se cometan faltas electorales.