La respiración es una herramienta tan poderosa, que puede ser el vehículo para acceder al inconsciente y, desde ahí, resolver eventos traumáticos que impiden el desarrollo personal, plantea Vartan Indjeian Souza, experto en psicoterapia corporal a través de la respiración.
Esta técnica, comparte el también director del Centro Yollocalli, ha sido experimentada en múltiples lugares del mundo, principalmente en Occidente, como una de las más eficaces para la autoexploración profunda de las personas.
Su propósito, señala en el marco del Congreso Internacional de Psicoterapia Corporal, es encontrar las raíces de los aspectos transpersonales y de los problemas emocionales.
“Nos ayuda a integrar el cuerpo con la mente, con las emociones e incluso con la parte espiritual. Es una técnica que tiene muchas sutilezas y consiste en evitar las pausas entre una y otra exhalación para que se convierta una respiración continua.
“Esto permite que el cuerpo constantemente se esté oxigenando y podemos entrar en estados inconscientes”, apunta.
Detalla que, por ejemplo, la experiencia de una respiración continua es muy variada para cada persona, pero puede desencadenar estados similares al que se experimenta por el consumo de una droga o de una planta sagrada.
A través de la respiración, expone, se puede acceder al punto más profundo de la mente, entonces, las personas pueden conectarse con su historia de vida y quizá revivan memorias corporales, vivencias relacionadas con eventos traumáticos o emociones relacionadas con su nacimiento o con acontecimientos importantes de desarrollo.
“Emerge lo que estamos listos para ver, desde lo psicológico hasta lo transpersonal. Por ejemplo, mi primera experiencia personal fue que sentí asfixia y después supe que había nacido con el cordón umbilical en el cuello, entonces, con la asfixia reviví mi momento al nacer y fue muy impactante.
“Sirve mucho porque, a través de estas experiencias, puedo resignificar mi manera de verme a mí mismo y de ver el mundo. Es una posibilidad de cambiar por completo, es un proceso que sana mucho”, afirma.
En el marco del Congreso Internacional de Psicoterapia Corporal, Vartan dirigió un taller de respiración continua donde los participantes, en integración grupal, accedieron a los rincones más profundos de su mente.
Durante tres horas continuas, el experto llevó a los participantes a combinar la respiración con música evocativa a encontrarse con sus vivencias que tienen una fuerte carga emotiva y que son importantes a nivel psicológico.
Inicialmente, los participantes relajaron su cuerpo, después practicaron respiraciones pausadas y con ayuda del psicoterapeuta fueron acelerando su respiración hasta hacerla continua.
A medida que los participantes alcanzaban una respiración continua, algunos experimentaron contracciones en sus extremidades, gritos y llanto.
El experto y su equipo fueron conteniendo a cada participante para ayudar a que las vivencias que encontraban en su inconsciente fueran menos dolorosas.
Dado que pueden emerger una gran variedad de emociones es importante que las personas que experimentan esta técnica estén dirigidos por un psicoterapeuta profesional con entrenamiento en técnicas de respiración continua, sugiere.
Aquellas personas que actualmente no tienen acceso a un psicoterapeuta, indica, pueden comenzar con una técnica respiración consciente que pueden practicar en su casa.

Respiración básica
Técnica para respiración consiente para practicar en casa.

1.- Ubícate en un lugar seguro y sin ruido.
2.- Comienza a respirar y pon atención en tu respiración. Identifica si es superficial, si es profunda, si te duele algo cuando respiras; en general, identifica cómo es tu respiración.
3.- Intenta llevar tu respiración a aquéllas partes del cuerpo que te duelen, que limitan tu manera de respirar de forma más profunda.
4.- Coloca tus manos en los puntos a donde te interesa llevar tu respiración. Pregúntate si quieres seguir con un cuerpo contraído o si prefieres lograr expansión a través de la respiración.
5.- Si eliges acceder al inconsciente a través de la respiración pide apoyo de un psicoterapeuta que conduzca este proceso y te ayude a establecer un método de trabajo.

ASÍ LO DIJERON
“El cuerpo, como que se fue llenando de aire, y, posteriormente, hubo una contracción en la parte derecha en brazos y piernas; se adormeció la parte de la boca y, un poco el pecho. Posteriormente seguí respirando y sentí un dolor muy fuerte en mi pecho y sentí una tristeza que estaba conectada también al centro”.
Jessica Paola Ibarra, participante del taller “La Respiración como un vehículo para acceder al inconsciente”.

“Logré llegar a contactar con toda mi energía, toda mi fuerza; también algunos espacios de mis limitaciones. (Sentí) mucha energía, vitalidad, placer, también frustración, un poco de tristeza y calma, mucha calma, mucha paz”.
Karla de Anda Veloz, practicante de psicoterapia corporal.