Sana y salva

La oportuna labor de las autoridades resultó en el hallazgo de una pequeña que estaba perdida.
Mientras elementos de la Policía Estatal, en coordinación con municipales de Rincón de Romos realizaban su recorrido de vigilancia por la calle Miguel Ángel Barberena Vega, una mujer les hizo señas para que se detuvieran.
La mujer que se identificó como Yoen, de 47 años de edad, les pidió su ayuda para localizar a su nieta de apenas 4 años de edad, la cual había salido de su domicilio. Detalló que ambas habían regresado de una tienda, aunque la pequeña se quedó llorando cerca de la puerta del inmueble, ya que deseaba salir de nuevo. Hizo mutis de la actitud de su nieta, pensando que sólo era un berrinche, por lo que procedió a subir lo que había comprado.
Posteriormente notó que la puerta estaba abierta y no localizaba a la pequeña, por lo que en el acto salió a buscarla, sin éxito. Dado esto, procedió a llamar a los números de emergencias.
Conociendo las características físicas y de vestimenta de la menor, los policías implementaron un operativo de búsqueda y metros adelante, concretamente en la calle Víctor Castorena fue localizada la niña sana y salva, misma que fue entregada a su abuela, la cual agradeció la intervención de los oficiales.